martes, 28 de abril de 2009

SUFRIENDO LA TRISTE REALIDAD

Hoy me apetece rescatar del humilde cajon de mis reflexiones una que encuentro ahora buscando en la memoria, que escribi hace algun tiempo y que os deseo compartir.

Por la ventana percibo un día gris,. El barrio sigue en el mismo abandono de siempre, dejado de la mano de los políticos de turno. En la tele, de nuevo, como cada dia, el bombardeo informativo de lo de Irak, Oriente Medio y otras lindezas. No sin esfuerzo, decido enterarme un poco mas de lo que pasa en nuestro querido mundo

Que si kamikaces de la resistencia iraki se inmolan matando a un numeroso grupo de soldados, que si un fundamentalista y suicida palestino hace saltar la carga explosiva adosada a su cuerpo llevándose por delante a varios militares y civiles israelíes, que si el ejercito semita contrataca sin piedad cargándose a un numero indeterminado de palestinos, mujeres y niños...

Me revelo en contra de mi maldita curiosidad informativa y decido apagar la caja tonta, o la caja loca, o la C N B (Contenedor Nacional de Basura). Cojo un libro de poemas ( TODO EL MAR UN MOMENTO, de Camino Burgos) me agencio de mis gafas de cerca y salgo a la calle.

Es uno de estos dias un tanto grises del crepúsculo de invierno, cuando ya el mes de febrero va despidiendose del mapa del año.

Después de cruzar el Puente de Hierro, el sosegado Paseo de la Isla (ahora de Ricardo Gonzalez) se extiende ante mis ojos y mis pies invitándome al paseo tranquilo de la mañana. Se percibe un rumoroso bullir de trinos y colores grises, los arboles vacios, desnudos de otoño invernal. El río, pasando eternamente, canta sus renovadas aguas en las caricias sumergida de las piedras flubiales.

Acabado el paseo de la Isla, decido adentrarme en el Tamujal, y alli, rodeado de arboles, de paz, de soledad, me siento frente al río, me coloco mis gafas de cerca y me dispongo a navegar por los versos ondulantes de TODO EL MAR UN MOMENTO.

No se como y porque mi cabeza vuelve a la realidad, retorno a pensar en las bélicas noticias de la tele, en las mentiras y la hipocresia de los politicos.

No comprendo las guerras, esas guerras diarias que alimentan odios y rencores. No comprendo que siga existiendo el vergonzoso problema palestino y no se haga nada para solucionarlo, no comprendo que los niños del tercer mundo mueran de hambre y de abandono y no se mueva un dedo por ellos, no comprendo porque yo mismo estoy aquí en mi comoda vida sin hacer nada. Y ahora voy y me considero un ser privilegiado, por que he tenido la suerte de nacer en esta maldita sociedad de consumo, lejos de los conflictos, lejos de las guerras, lejos del hambre y la miseria.

Decido abandonar mi reflexion y volver a los versos de Todo el Mar...me adentro en la lectura de los poemas y me olvido del entorno.

Una suave brisa, cálida, me despierta de mi sueño poético. Me levanto de mi asiento de madera y empiezo a caminar hacia la salida del Parque Flubial del Tamujal, en dirección, de nuevo al Paseo de la Isla (ahora de Ricardo Gonzalez). A la vuelta, sigo mi rcorrido habitual: Paseo de la Isla (ahora de Ricardo Gonzalez), Puente de Hierro (cerrado por restauracion) y Puente Nuevo .

Despues de mi paseo matinal, llego a casa y, dispuesto a continuar con mi intencion de olvido, retorno a los versos de Camino Burgos. Despues de un rato de lectura, el ruido suave de la puerta me sustrae de mi abstraccion literaria, Entra Eva que deja unos papeles en su dormitorio y se sienta conmigo en la mesa del comedor, se apodera del mando a distancia y conecta la tele.

Ahora nos cuentan que el Sr. Aznar visita a su intimo Bush y comparece ante un grupo de politicos estadounidenses tratando de justificar lo de Irak

La telediarrea informativa prosigue con su perorata. De pronto la noticia gris del dia:: DECENAS DE PERSONAS MUEREN EN UN ATENTADO SUICIDA MIENTRAS HACIAN COLA PARA ALISTARSE EN EL NUEVO EJERCITO IRAKI

Y yo pregunto ¿Por qué este sacrificio? ¿Por qué este engaño al pueblo? ¿Por qué se nos dice que se actua militarmente contra un pais usando la mentira, diciendonos que este pais posee armas de destruccion masiva y ahora resulta que esas armas no aparecen por ningun lado? Y luego no saben ser humildes, no saben reconocer que se han equivocado, y el pueblo calla y encima se sacrifica muriendo en una guerra que no es nuestra, que no nos pertenece, que no es de nadie por que las guerras no son de nadie, solo de lo abrupto, de lo oscuro del alma del ser “humano”

Agobiado por este vendaval de agreste realidad que me brinda la televentana al horizonte amargo del mundo, se incorporan a la memoria de mis lecturas cotidianas los emocionantes y emocionados versos de Miguel Hernandez:, escogidos de su libro postumo, escrito en la carcel, “CANCIONERO Y ROMANCERO DE ASUSENCIAS”

Tristes guerras

si no es amor la empresa,

tristes, tristes.

Tristes armas

si no son las palabras,

tristes, tristes.

Tristes hombres

si no mueren de amores,

tristes, tristes


8 comentarios:

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo Cruz:

La verdad triunfará cuando el optimismo se abra camino amigo Cruz.

Una puntualización en relación a la frase que citas de Marx. Si en vez de la frase optamos por analizar el párrafo en su conjunto nos daremos cuenta que lo que decía Marx era todo lo contrario a lo que la frase sacada de su contexto expresa: "Hemos formulado la divisa de nuestro combate cuando la creación de la Internacional: la emancipación de la clase obrera será obra de la clase obrera misma. En consecuencia, nosotros no podemos hacer causa común con personas que declaran abiertamente que los obreros son demasiado incultos para liberarse a sí mismos, y que deben ser liberados desde arriba, es decir, por los grandes y pequeños burgueses filántropos".

Al final le voy a decir a Paco Martín que te encierre con Leoncio en el ascensor y te de una sesión doble de retranca por hacer como la TV y sacar las cosas de contexto.

Recibe un muy fuerte abrazote amigo y arriba el ánimo.

Cruz Diaz dijo...

Javier.
Perdona mi ignorancia y mi atrevimiento. Tienes razon, era una frase de la que me habian hablado en el sentido que la dije, pero que tu espontanea sabiduria, me ha demostrado que era erronea y sacada de contexto, te pido disculpas.

Un fuerte abrazote.

Nieves dijo...

Al ascensor con Cruz Javierrrrrrrr.

Cruz muy bonita tu reflexión. as personas nos perdemos en tonterias y no vemos lo realmente importante.

Saludos. Nieves.

Ruth dijo...

¡Buenas noches!

Que preciosa reflexión amigo Cruz, de verdad que lo he leído de arriba a abajo, y de abajo arriba, y no tiene ningún desperdicio.

De igual manera que al solución a cuantas actuaciones macabras y des humanas ocurren en nuestro mundo, tú mismo la has dado al final de tu entrada, diciendo lo siguiente:

Tristes guerras
si no es amor la empresa.

Ahí está amigo mío, si la gente entendiéramos la necesidad de amarnos los unos a los otros, no tendríamos conflicto, no tendríamos guerras, no casuariamos tantísimo dolor no sólo a los otros, sino a nosotros mismos tampoco.

Un abrazote

Belkis dijo...

Cruz nos muestras una realidad triste pero con muy bellas formas. Como dice el poema, el amor debería ser la fuerza impulsora de la empresa de nuestra vida, las palabras el arma para lograr la unión entre los hombres que deberían vivir en igualdad.
Gracias por compartir esta interesante reflexión. Recibe un afectuoso saludo.

Rosario dijo...

Mi querido Cruz, pásate por mi blog, tienes un regalito!
Un besito Rosario

Cruz Diaz dijo...

Gracias Nieves, Ruth, Belkis y Rosa.

La solucion es el amor, la generosidad, el dialogo. Todo se soluciona con el dialogo.

Javier. La doctrina filosofica de Carlos Marx (yo se que tu eres un entusiasta de este filosofo), creo que fue válida en su momento, por la situacion social y economica de la epoca. Creo que en la actualidad no tienen vigencia esas ideas, ya que las estructuras economicas y sociales son totalmente distintas a las que motivaron el marximo. Pueden, quiza, sacarse algunas particulas validas, pero nunca su conjunto.

Rosa, Pase a ver tu blog, y te doy las gracias por pensar en mi.

Un abrazo a tod@s

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo Cruz:

A mi Marx me encanta por su dialéctica que utilizaba como nadie, esa dialéctica que es un reírse de sí mismo. Cómo sino entenderías esta frase también suya: "tout ce que je sais, c'est que je ne suis pas marxiste" que traducido al español queda así: "Lo único que sé es que no soy marxista".

Además, la frase sobre la que hablamos el otro día indica que este hombre apostaba por la emancipación de los seres humanos por su propia obra; a través de su autoconciencia. A lo que añadiría que en los diferentes manifiestos que escribió siempre era muy reacio a dar recetas sobre qué había que hacer.

Cuestión aparte son sus llamados seguidores que lo tergiversaron incluso en vida, a ellos aplicaba aquella magnífica frase de Goethe: Sembré dragones y coseché pulgas.

Para mi Marx representa algo similar a Einstein, son un par de genios como la copa de un pino que supieron reírse de sí mismos lo cual es algo muy edificante.

Recibe un abrazote amigo.