viernes, 30 de enero de 2009

EL GRAN PUZZLE DE LA ARMONÍA SOCIAL

Antes de comenzar el tema de este pots, quiero agradecer a mis seguidores, Javier Caso, Ruth, Paco Centeno, Andres Rodriguez, Enrique Rodriguez, Hitos y Nieves, el que lean y compartan conmigo mis reflexiones y escritos.

Uno de los maestros de mi edad escolar me aconsejaba en una ocasión: "Cuando tengas algún enfrentamiento con otra persona, procura ponerte en su lugar". Desde entonces, intento hacer este ejercicio, empático, reflexivo, y cuando lo consigo, se produce un acercamiento inmediato, que me lleva a comprender la postura del otro y a conseguir cauces de entendimiento.

A veces, imagino la convivencia como un gran puzzle, donde cada una de las piezas tienen un sentido dentro de la estructura de la que forman parte y donde todas, unidas entre si, componen la imagen perfecta del cuadro.

Nosotros somos piezas pequeñas de ese gran puzzle social. Necesitamos ocupar el lugar que nos corresponde en el. Las piezas de un puzzle tienen espacios propios, vacíos, donde se acoplan las otras piezas y a la inversa; de igual manera, nosotros, en nuestra convivencia, buscamos espacios de acoplamiento con los demás y al mismo tiempo dejamos huecos receptivos para que los demás se acoplen en nuestro ámbito. Esa conexion recíproca, en la que compartimos nuestros sentimientos, nuestras emociones, nuestras ideas, es la que construye el gran puzzle de la armonía social. Esto no se si es una realidad o un sueño.

Creo que sería bueno procurar hacer siempre ese ejercicio de empatia, meternos en los zapatos, en la camisa, en los vestidos, en la piel del otro, y por muy descabelladas que nos parezcan sus ideas intentar entenderle y comprenderle.

De la empatia nos hablan J. Vicente Viqueira en su Psicologia Introspectiva. Tambien en un articulo de Inteligencia Emocional o en un bello escrito de Alfonso Aguiló. En todos ellos se describen las caracteristicas tecnicas de este comportamiento psicologico

Dejemos que los sentimientos de los demás entren en los huecos de nuestras emociones. De esta forma puede que algún día consigamos construir sobre el gran puzzle de la armonía social el hermoso paisaje de una feliz convivencia entre todos.

3 comentarios:

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo:

Buena actitud sigues, ponerse en el lugar de otro. Comparto tu apuesta por ese gran puzzle de la armonía social.

Recibe un abrazote amigo.

Ruth dijo...

Gracias compañero, entre todos seguro que conseguiremos terminar ese gran puzzle, al menos creo que cada vez somos más los concienciados y con ganas de aportar lo necesario para conseguirlo.
Un abrazote

bitdrain dijo...

Efectivamente, ese es un primer paso para ser de nuestro entorno un lugar donde reine la armonía y la paz social, facilitando la convivencia.

Un saludo.